Posteado por: Wambo | 07/01/2013

Leningrad Cowboys go America (1989)


Los Leningrad Cowboys: buenos peinados, buenos zapatos.

Los Leningrad Cowboys: buenos peinados, buenos zapatos.

La historia trata de los Leningrad Cowboys, una banda musical de Finlandia bastante excéntrica que tiene una amplia gama de instrumentos: desde una mandolina a un acordeón; guitarras, batería y bajos; y el extraño -pero a la vez muy acertado- acompañamiento de instrumentos de bronce.

Los Leningrad Cowboys no tienen futuro en su tierra natal. Se les considera mierda. Pero se les dice que existe un país en donde todo lo que es mierda es grito y plata: Estados Unidos. ¿Por qué no viajar y probar suerte? Está decidido: Los Leningrad Cowboys irán a América.

Estilo Leningrad

Uno de los elementos notables de la película es la estética de los músicos: peinados exageradísimos (una suerte de mullet pero con un gran jopo que funciona como vicera), zapatos alargados y en punta, y cierta actitud discreta y sin carisma que es, en definitiva, lo que más los caracteriza. No tienen desplante escénico, son algo torpes, aunque musicalmente son muy buenos. Se adaptan a lo que le pidan: sea rock & roll, country o rancheras. Y Aún así la suerte no está de su lado…

Pero como si fuera poco, los Leningrad Cowboys tienen como manager a un cretino. Un aprovechador de la peor calaña: Vladimir.

manager

El de abrigo es Vladimir, el maldito manager.

Vladimir hace lo que quiere. Es él quien toma las decisiones, quien controla a la banda a su antojo y saca provecho para su beneficio de los Leningrad. No sería raro, por ejemplo, ver a los desdichados músicos comiendo cebollas mientras Vladimir come -sin que lo sepan- un delicioso sándwich.

El personaje de Vladimir es sin duda lo que le da ese humor negro simpático a la película. Bueno, él y el idiota del pueblo (que como buen idiota no encaja y por ende no posee las cualidades de los Leningrad: sin jopo ni zapatos en punta)

El idiota anhela ser uno más pero es rechazado de raíz. Nada de idiotas. Sin embargo, al momento de partir se infiltrará en el avión para seguirlos y quien sabe… ser finalmente aceptado.

El idiota del pueblo que aspira a ser un Leningrad Cowboy.

El idiota del pueblo en una peluquería.

El salto a la fama en la vida real

Sin duda la gran razón para verla es la música. Buenísima. Realmente excelente. Y apropósito, algo curioso: la banda fue un invento del director Aki Kaurismaki para su película, no obstante, funcionó tan pero tan bien que se consolidó como una banda real. Hoy en día van de gira por distintos países de Europa y no les va mal. Su gran hito fue tocar junto al ya extinto Coro del Ejercito Rojo. Son conocidos por sus covers algo humorísticos de grupos como Led Zeppelin, Los Beatles entre otros.

Una escena para ver como suenan

Para ser honesto no simpatizo demasiado con las películas estilo Road movie ni con las musicales. Y Leningrad Cowboys go America es estructuralmente eso. Confieso que me llevé una agradable sorpresa. Un híbrido hecho en Finlandia sencillamente genial construido a base de capítulos (unos más breves que otros) que van narrando el viaje de la banda hasta su destino final. Se trata de una película narrativamente muy ágil y de corta duración. Ideal para ver en una tarde de fin de semana. Recomendada.

Ojo con: el integrante congelado y el de barba, el perro, el tío gringo, las cervezas y con el cameo que hace Jim Jarmusch.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: