Posteado por: Wambo | 24/08/2012

Los canallas duermen en paz (Warui yatsu hodo yoku nemuru), 1960


Los canallas duermen en paz trata del casamiento de una novia coja con el secretario del vicepresidente de una importante empresa. Trata de venganza. De hacer justicia. De que los poderosos paguen. De reescribir una historia. Trata de un escándalo de soborno. De una serie de suicidios, de un muerto que no ha muerto, de un suicida que no se ha suicidado, de un hijo ilegitimo que clama por justicia. Trata de amor: de un amor disfrazado; de una relación: una relación algo torpe. De un crimen en una ventana. De una ventana que conoce la verdad.

Kurosawa sabe aprovechar con genialidad los espacios pequeños y de segundo orden para enriquecer sus tomas. Aquí, el retrovisor cumple una función clave.

Estamos frente a una verdadera joya dentro del trabajo no samurái de Kurosawa. Una pieza de cine negro como pocas. Muy bien lograda, que no tiene nada que envidiar a las americanas protagonizadas por H. Bogart. Muy por el contrario: queda de manifiesto lo sublime de su cine. Lo meticuloso, agudo, profundo, cautivante que resulta. Con una historia extraordinaria, diálogos hechos a mano y bien pensados; de cómo el crimen toma otro aire en oriente. Y por dios que resulta fascinante.

Con la impecable actuación del gran Toshiro Mifune y Takashi Shimura, dos rostros bien conocidos en occidente por ser los fetiches de Kurosawa, se logra articular una historia sólida. El indiscutido talento y carácter propio de Mifune dan como resultado un personaje creíble. Que sabe lo que quiere pero que a ratos duda. En concreto, que busca sangre pero que tiene humanidad. La interpretación llevada por Shimura, encarna al perfecto canalla: terco, corrupto y ambicioso.

TRAILER

Kurosawa nos deleita con sus tomas extraordinarias tan llenas de contenido. Tan expresivas, tan bellas y al mismo tiempo tan desoladoras. Considero que Los canallas duermen en paz es verdaderamente un “peliculón” que debe ser visto por todo quien se considere fanático del cine negro. Acá, una fina pieza made in japan.

*Recomiendo prestar principal atención en el pastel de boda, la grabación y en la foto encontrada en la caja fuerte. Resultan clave para entender bien la historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: