Posteado por: Wambo | 13/08/2012

Yojimbo, (1961)


ImagenEsta historia es la de dos bandas rivales. Esta historia es la de un samurai errante. Pero sobre todo, esta historia trata de venderse al mejor postor.

Sí. De venderse. Porque este samurai es un samurai mercenario. Quién ofrezca más dinero romperá el equilibrio de la balanza a su favor. Ambas bandas son torpes, amateurs, algo rusticas. No son la gran cosa. El samurai (Toshiro Mifune) es la clave. Quién cuente con sus servicios conseguirá imponerse y se hará con el pueblo.

La historia trata medularmente de eso. De un pueblo tranquilo que se ve perturbado por dos bandos que se odian y de un misterioso samurai que no se compromete con ninguno. A ratos sirve a uno, a ratos sirve al otro. Para él no existe fidelidad. No existe compromiso. Solo una permanente desconfianza que le hará tomar decisiones si bien apresuradas muy astutas.

La situación del pueblo es triste y lastimera. Un pueblo tranquilo- que fue tranquilo sería más correcto decir- que se ve contaminado por la enemistad de los poderosos. Todo el pueblo se encuentra aterrado. El escenario es espantoso. Espantoso para todos menos para dos: el hombre que hace ataúdes y para el samurai; no puede existir mejor pueblo que éste: matar es negocio. Es la forma de conseguir dinero y con ello la demanda de ataúdes aumenta. El samurai está feliz y pretende quedarse a como de lugar.

La película es muy buena. Buenísima. Se nota claramente la influencia que traería en las western. Digamos que poseen una misma estructura: un protagonista con aires de divo, que se cree invencible e imprescindible; malos estúpidos y más cómicos que de temer; un pueblo en problemas; combates desiguales (uno contra cuatro, cinco); un ambiente en el que reina la quietud, el polvo, la tierra… y podríamos continuar.

Sergio Leone nos permite demostrarlo: tres años más tarde, su película Por un puñado de dolares (1964) protagonizada por Clint Eastwood sería un plagio de lo más evidente de Yojimbo. ¡Es cosa de verla! es igualita. Igualita claro en muchas cosas pero con cierta diferencia significativa: se cambian las katanas por pistolas. Y digo significativo porque por ello cambia la forma de luchar: del cuerpo a cuerpo a la lejanía, allá escondido detrás de una viga o un barril de vino.

Pienso que en esto radica la supremacía de las películas samurai frente a las western: el cuerpo a cuerpo. Y un cuerpo a cuerpo tan bien logrado, con tanta elegancia y tan fugaz que deleita. Los muertos caen como moscas ya agonizando antes de encontrar el suelo. Si nos referimos a los westerns, los caídos primero reciben el impacto, dan un grito seco, se tambalean lo necesario, se desploman y luego o mueren o piden clemencia. Me quedo con la elegancia del acero que tan bien maneja Toshiro Mifune. Las pistolas son para cobardes. Pero para cobardes virtuosos que rara vez erran y con revólveres que extrañamente no se recargan como si contaran con balas infinitas.

Sin embargo, el éxito de los western frente a las películas de samurai es innegable básicamente porque encajan perfecto con el cine hollywoodense, con actores caucásicos y en un idioma claramente más entendible que el japonés. La gran cantidad de actores que se hicieron gran parte de su adeptos por los western son muchos: Lee Van Cleef, John Wayne, Clint Eastwood, Gary Cooper…

Les aseguro que vale la pena ver películas como ésta y Sanjuro (Akira Kurosawa, 1962), Zatoichi (Takeshi Kitano, 2002) por nombrar unas pocas. Sumergirse en este verdadero género cinematográfico tan propio es algo que vale la pena porque es sencillamente espectacular.

La dirección de Kurosawa es impecable. La fotografía de miedo; las escenas, precisas; los personajes, encantadores; la música, escalofriante. Es un film para no olvidar y que tras verla queda en evidencia el porqué se consagró como una carta de presentación al cine del director japonés. MUY MUY RECOMENDADA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: