Posteado por: Wambo | 30/03/2011

Bajo el peso de la ley (Down by law), 1986


Bajo el peso de la ley es película muy rápida. Que no se detiene a explicar el Cómo sino en poner énfasis en la calidad de los diálogos.

Un visitante me recomendó que la viera. Me la presentó como un clásico del cine independiente y que debería verla, que no me arrepentiría.

La historia es bastante buena. Tres hombres que se conocen en la cárcel: Zack (Tom Waits), un dj frustrado al que le tendieron una trampa; Jack (John Lurie), un proxeneta traicionado y Bob (Roberto Benigni), un inmigrante italiano que habla muy mal el inglés.

Después de verla me quedé con la sensación de haber presenciado una película mutilada. Si no mutilada, de escaso presupuesto. Tan insuficiente que se vio forzada a no grabar escenas explicativas como cuándo Bob cometió su crimen o el momento exacto en que comienza la fuga.

Me inclino a pensar que el director sobrestima y da por hecho que el espectador se preocupará por llenar los vacíos que queden. Que perdonará las omisiones que suelen referirse a cuestiones repetitivas: fugas de cárcel y asesinatos que prácticamente siempre suceden del mismo modo. Para qué gastar tiempo, vender lo ya que muchos han vendido, Mejor enfocarse en contar una buena historia y evitar estorbos. Si no se tiene en cuenta este punto sería fácil caer en el error de tildarla de inverosímil. No busquen hilar los acontecimientos, limítense a disfrutarla. Verán que tengo razón.

El que esté grabada en blanco y negro le juega muy a favor. Crea ese ambiente criminal; le da ese toque lúgubre que tan bien funciona con las cárceles, con el crímen y la corrupción. La forma en que transcurre el tiempo es curiosa: cambios de escenas abruptas denotan  que los días han ido pasando tras las rejas y con ello el surgimiento de cierta camaradería entre los reclusos. Me gusta mucho cómo está contada la historia. Como está estructurada y con la fluidez en que se desarrolla. Sin duda un acierto cinematográfico absoluto.

Ojo con: Bob el italiano. Es quien le otorga magia a la trama por ser un total ignorante, con un comportamiento algo infantil que resulta fundamental para la relación del trío. En un punto uno termina cuestionándose si este tipo es humano o de otro planeta por las cosas que hace, dice y le suceden. Muy buena interpretación de Roberto Benigni (sí, el mismo. El actor y director de La vida es bella). Pareciera que el papel fue creado para él. Otro gran acierto.

Lo interesante de esta película de Jim Jarmusch es que dos actores de esta tríada (John Lurie y  Tom Waits) además de actuar, prestaron sus canciones para la película. Todo un aporte.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: