Posteado por: Wambo | 14/03/2011

El halcón maltés (The Maltese Falcon), 1941


Volvemos al cine en blanco y negro. Esta vez con la espectacular película de John Huston El halcón maltés protagonizada por el gran Humphrey Bogart.

Sobre esta película se dicen muchas cosas. Que fue el cimiento fundacional del ‘cine negro’, que es la gran obra de John Huston, y claro está: que es una de las mejores películas de todos los tiempos. Estoy de acuerdo que es sin duda el gran paradigma del cine negro. También concuerdo que se le catalogue generosamente en los rankings que suelen hacerse, pero me opongo enfáticamente en que sea la gran obra de Huston: ese honor le corresponde sólo a El tesoro de Sierra Madre (también con Bogart en el reparto protagónico).

Digamos que El halcón maltés resulta sumamente atractiva no sólo por ser una buena historia, rápida y envolvente. Sus personajes son fantásticos: una mujer mentirosa, un hombre nervioso y un gordo adinerado; y por lo demás un detective que naufraga dentro de esta maraña de sujetos que persiguen una reliquia de los tiempos de Carlos V: El halcón maltés.

La historia gira en torno a un obsequio de parte de una orden de caballería a Carlos V en agradecimiento por haberles cedido la isla de Malta. Se trata de la estatuilla de un halcón de oro macizo incrustada de las más bellas joyas de Oriente. Sin embargo la estatuilla nunca llegará a destino: el barco que la transportaba fue robado y con ello desapareció. Por mucho tiempo habrá de permanecer en el olvido hasta hace poco.  Cuando fue encontrada por un griego. Desde entonces comenzó una búsqueda desenfrenada por parte de Kasper Gutman (nuestro gordo adinerado), Joel Cairo (el hombre nervioso) y de la mujer mentirosa: la señora O’Shaughnessy.

El detective Sam Spade, es el hombre indicado para obtenerla. No sólo por su astucia buscarán aprovecharse nuestros tres personajes de todas las aptitudes de su oficio. Lo cierto es que él lo único que lo mantiene involucrado en el asunto es su bienestar personal.

Ojo con: Joel Cairo interpretado por Peter Lorre. Es el personaje que más me hizo gracia por ser torpe e impredecible. No le quiten los ojos de encima.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: